Libros: el mejor y el peor de 2013

Es difícil escoger un solo libro y decir que es el mejor que has leído en todo un año, sobretodo si tu año se resume en haber acabado una de tus trilogías favoritas y haber comenzado una de las mejores sagas de libros que has leído.
Por suerte o por desgracia decidir cual es el peor libro que he leído en 2013 no me va a ser tan difícil, puede que por el hecho de que no suelo leer muchos a los que pueda llegar a considerar malos o porque suelo ir a lo seguro cuando entro en las librerías que con lo caro que están los libros es lo mejor.
Comencemos por lo fácil...

El peor libro leído en 2013: Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea.

Lo primero que me llamo la atención como siempre fue la portada, que me llevó a cometer el error de leer el nombre el cual me dejó impactada y que me leyera la contraportada. Me encapriché con este libro hasta que volví a la librería a por él. Suerte que era de los baratos y no perdí mucho dinero, ya que niciquiera he podido acabar de leerlo.
Entre lo cruel que me parece la historia y lo mucho que me aburría leyendo, cada vez que lo habría me ponía a pensar en las miles de cosas mejores que podría estar haciendo.

Aún así sé que algún día le daré una segunda oportunidad, porque estoy segura de que si no me gustó es porque no era el momento adecuado para leer un libro así.







El mejor libro leído en 2013: Las ventajas de ser un marginado. 

Cometí el grabe error de ver primero la película, lo sé, merezco la muerte. Pero aún así me enamoré tanto de la película que sentí la necesidad de leerme el libro, y suerte que lo hice. No se puede decir que el libro sea muy diferente de la película, por lo tanto no me llevé ninguna sorpresa que remarcar.
Por qué de todos los maravillosos libros que he leído este año elijo este como el mejor? Pues no estoy muy segura de si lo hago por el mensaje que transmite, por sus personajes de los cuales me enamoré, por lo dramática, bonita y real que me parece la historia o por lo mucho que le dí vueltas a mi vida después de leerlo. Porque es uno de esos libros que dejan pensando, y eso me encanta.
Lo elijo porque un libro de apenas 250 paginas, del cual no podía esperarme sorpresas, el cual no tiene acción, con el cual no me identificaba... hizo que en dos noches llorara y riera con las cartas de un chico llamado Charlie. Y que de alguna manera u otra mi manera de ver las cosas cambiara.



Y supongo que eso a sido todo. Seguiré enredándome entre historias durante todo 2014 para que a finales de año sea igual o más difícil elegir el mejor libro y espero no tener ninguna opción para el peor eso no pasará.

Me voy a seguir con mi lectura de hoy, buenas noches :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada